¿Por qué el sudor huele mal?

Bueno en principio aclarar que no todo el sudor que emitimos huele mal ni todas las personas tenemos el mismo olor. La primera cuestión que se nos podría venir a la cabeza sería:

¿Cuál es el tipo de sudor emitido que no huele mal y cuál sí?

El tipo de sudor emitido que no huele mal, por ejemplo, sería el de la cara o las palmas de las manos y el tipo de sudor que huele mal sería el de las axilas, zonas genitales o pies.

Hemos empezado hablando de qué sudor huele mal y qué sudor no huele mal, pero ¿Quién o qué parte de nuestro cuerpo es responsable de producir sudor?

glandulas_sudoriparas
Representación de ambos tipos de glándulas sudoríparas.

Las responsables de la producción de sudor son las glándulas sudoríparas de la dermis, las cuales se dividen en dos tipos:

  • Las glándulas sudoríparas ecrinas, que emiten agua y sales minerales, por lo que como su composición es casi totalmente agua apenas producen olor. Estas las encontramos en la región frontal de la cara, planta de los pies y palma de las manos. Existen unas seiscientas glándulas por centímetro cuadrado de piel. El control de la producción del sudor por estas glándulas lo realiza el sistema nervioso vegetativo simpático.
  • Las glándulas sudoríparas apocrinas, estás emiten una mezcla de agua, lípidos, feromonas y ciertos desechos metabólicos principalmente aminoácidos, esta mezcla, junto al sebo que excretamos, tiene un ligero olor aunque en principio no nos es desagradable, sino que simplemente se trata del olor corporal de cada individuo (por supuesto que distinto si nos referimos a mujeres u hombres ya que no producen las mismas feromonas). Las podemos encontrar en axilas, periné, pubis, en el conducto auditivo externo, en los parpados y en menor medida en las palmas de las manos y en los pies. Las glándulas mamarias son también glándulas sudoríparas apocrinas modificadas. Este olor comienza a estar presente en la pubertad puesto que es cuando comienzan a excretarse las feromonas y a crecer el vello corporal. Es en esta etapa de comienzo de la madurez sexual es cuando el número de glándulas apocrinas aumentan.

Pero esto no nos resuelve la pregunta de: ¿Por qué el sudor huele mal?

En principio el sudor no es desagradable pero, pasada no más de una hora, sí que comienza a serlo y conforme va pasando el tiempo ese olor se hace más fuerte, intenso y desagradable. El origen está en nuestras bacterias de la piel que conforman los que se denomina “la flora bacteriana”. Viven en la piel alimentándose de restos muertos de la misma y  de los componentes del sudor. A cambio nos protegen de otras bacterias que si se instalasen en nuestra piel nos producirían infecciones más o menos graves o irritaciones y también, contribuyen a la eliminación de piel muerta.

Sus mecanismos de nutrición son simples: toman del medio los nutrientes que necesitan (lípidos, proteínas, agua, etc…) y los descomponen en su interior mediante procesos químicos, con el fin de obtener energía y materia prima para crecer. Estos procesos en su mayoría suelen ser fermentativos, es decir, los llevan a cabo sin oxígeno dando lugar a productos de desecho (ácidos grasos, amoniaco, compuestos sulfurados, etc…) que generan mal olor.

Como las bacterias viven y se desarrollan mejor en lugares húmedos, cálidos y poco iluminados podemos decir que sus lugares “preferidos” son zonas como las axilas, genitales y pies (los vellos  de axilas, de genitales y los calcetines y zapatos en los pies contribuyen a que este ambiente mantenga las características descritas). Por tanto, si en estas zonas abundan las bacterias el olor será más desagradable y penetrante.

Las bacterias son las causantes del  mal olor pero que una persona tenga un sudor más fuerte o menos depende no solo de la cantidad de bacterias que posea, sino de la cantidad de glándulas apocrinas y de la alimentación (la cebolla, el ajo y las especias intensifican el mal olor).

Como medio para combatirlo no cabe duda de que la higiene  y el uso de desodorante es importante pero no la única solución también la eliminación del vello ayuda, el uso de polvo talco o bicarbonato (absorbe humedad y destruye bacterias) y también un cambio en la alimentación (aunque si se consigue por los métodos anteriores no es aconsejable cambiar la alimentación ya que el ajo o la cebolla son alimentos saludables para la dieta). Sin embargo, en casos de bromhidrosis (mal olor corporal asociado a la hipersudoración y que sustancias como desodorantes, antitranspirantes o perfumes empeoran la situación) es conveniente acudir al dermatólogo.

FLORA DE LA PIEL

Staphylococcus epidermis: Forman parte del 90 % de bacterias de la piel.

Staphylococcus aureus: Presente en cara y manos.

Streptococcus

Difteroides (corinebacterias): En los folículos pilosos, glándulas sebáceas y sudoríparas.

Propionibacterium acnes

Micrococcus

Anuncios

Olor a tierra mojada

El olor a tierra mojada, ese característico olor que aparece después de la lluvia y que a tantos de nosotros nos gusta, ¿Quién es el responsable de ese olor?

Streptomyces_coelicolor_colony

El principal responsable de ese olor es una bacteria llamada Streptomyces coelicolor o bacteria de Albert que produce una sustancia química, la geosmina (en griego significa “olor a tierra mojada”), vive en el suelo y se hace perceptible cuando llueve.

La geosmina es una sustancia importante, incluso de vida o muerte, para aquellos animales que viven en el desierto ya que por medio del olor pueden saber que existe agua y dirigirse hacia ella. Y la siguiente pregunta que nos podemos hacer es, ¿Qué beneficio tiene entonces la bacteria que genera dicha sustancia con olor a tierra mojada? Bueno puede ser algo tan sencillo como que utilice “esta llamada” a los animales para que sus esporas sean dispersadas a otros lugares, facilitando, a dicho microorganismo, colonizar nuevos hábitats. Este truco también lo han utilizado plantas como el cactus que producen geosmina en sus flores para atraer a insectos (los cuales no salen beneficiados puesto que van en busca de agua y acaban encontrándose con una flor) consiguiendo así ser polinizadas.

La geosmina también es responsable de algunos aromas no deseados en el vino, puesto que esta sustancia también es producida por algunos hongos filamentosos que atacan a la uva haciendo que el vino presente un aroma terroso.

La geosmina es producida, como habéis visto, por varios seres vivos pero sin duda el principal productor es Streptomyces coelicolor una bacteria inofensiva del suelo pero no por ello menos importante actualmente es una de las fuentes más importantes de antibióticos como la eritromicina un antibiótico utilizado para tratar ciertas infecciones causadas por algunas bacterias (bronquitis, difteria…).